El hecho de cambiar de profesión es algo que puede ocurrirle a una persona de cualquier edad, y en cualquier momento.

Da igual que tengamos 18, 30 o 50 años, ya que el mercado laboral ha cambiado mucho en las últimas décadas.

Cambiar de profesión siempre ha de verse como una oportunidad, y como algo que nos permita alcanzar una posición de éxito, en especial si hemos sido nosotros mismos o mismas quienes hemos escogido esta nueva profesión.

En la actualidad, la presencia de internet nos facilita mucho el hecho de, por una parte, poder formarnos en casi cualquier sector laboral; y por otro, nos abre un sinfín de puertas gracias a las nuevas formas de trabajo online y a la facilidad de comunicarnos con cualquier persona de cualquier parte del mundo.

Una de las profesiones que más auge ha experimentado en cuanto a demanda, y que se ha adaptado perfectamente a los nuevos tiempos del trabajo online es la de entrenador personal.

Es por ello, que muchas personas optan por formarse como entrenadores personales y, así, poder trabajar en diferentes ámbitos del sector del fitness, además de poder dedicarse a algo que realmente les gusta y les interesa.

En este artículo vamos a ver qué ventajas nos puede ofrecer el ser entrenadores personales si hemos decidido cambiar de profesión.

Cambiar de profesión para ser entrenador personal

El hecho de que debamos cambiar de profesión se puede deber, principalmente, a 3 motivos:

  • Por deseo del propio trabajador, ya que no está a gusto con su profesión actual.
  • Por haber sido despedido de su puesto de trabajo, o bien, por no haber renovado su contrato laboral, en el caso de encontrarse trabajando por cuenta ajena.
  • Por cierre o mal funcionamiento de un negocio propio, y que sería el caso de los trabajadores autónomos.

Más allá de esto podemos encontrar otros motivos como problemas de salud, cambios de lugar de residencia…

En cualquier caso, si se ha decidido cambiar de profesión, va a ser muy importante escoger bien, y es por ello que vamos a hablar de la profesión de entrenador personal, y de todo lo que vamos a poder encontrar en ella.

¿Qué edad es buena para cambiar de profesión?

¿Qué edad es buena para cambiar de profesión?

La edad en la que se va a cambiar de profesión es un factor al que la gente le suele dar gran importancia.

La respuesta sincera es que sí, la edad es importante, y que cuanto más joven es una persona, mayores opciones y margen va a tener.

Sin embargo, hay profesiones en las que la edad es menos importante, y la de entrenador personal es una de ellas.

Dentro del ámbito del fitness existen multitud de nichos de mercado, concepto que debemos conocer a la perfección a la hora de hablar de cualquier negocio o profesión, y sobre el que podremos aprender más en este artículo que enlazamos.

Más adelante relacionaremos la edad de un entrenador personal con el concepto de nicho de mercado, y veremos como profesionales de cualquier edad van a tener cabida en esta profesión.

Sin embargo, algo que va a ser igual de importante a la hora de cambiar de profesión para ser entrenador personal, es la formación recibida para poder ejercer como tales, y que va a ser el siguiente punto sobre el que vamos a hablar.

¿Qué estudiar para ser entrenador personal?

Para poder ejercer como entrenadores personales va a ser necesario cumplir dos requisitos:

Escoger una buena formación es el primer paso para el éxito profesional de un entrenador personal.

Se debe optar siempre por una escuela reconocida y con amplia experiencia en formación de profesionales, ya que ello garantiza, por una parte, la calidad de contenidos; y por otra, el obtener un título válido de cara a cualquier proceso administrativo.

Esto es importante en aquellas comunidades autónomas españolas en las que ha entrado en vigor la ley del deporte, que requiere a cualquier entrenador personal el hecho de realizar un proceso de acreditación de competencias para poder ejercer.

Este proceso de acreditación de competencias es algo muy sencillo, y que se realiza una vez se ha obtenido el título de entrenador personal en una escuela reconocida.

La cuestión es que, para poder realizar esta acreditación, se exige una formación que cumpla con un número de horas y contenidos determinados. En el caso de las formaciones impartidas por APTA Vital Sport, se cumple con estas exigencias.

Además, la propia escuela ofrece, de manera gratuita a sus alumnos ya formados, una formación de orientación acerca de los conceptos que se suelen preguntar en este proceso de acreditación de competencias.

Como información adicional acerca de este proceso de acreditación de competencias, proporcionamos el enlace a este artículo donde realizamos una explicación más amplia detallada.